viernes, 19 de diciembre de 2008

Hablemos (Justo hoy¬¬)

Hummmmmm! Hoy, justo hoy quiere que hablemos. Ayer estaba fría conmigo y parece no haber desistido en el empeño de hacer aquel proyecto que tenemos juntas...Pero justo hoy que es un día para mi tan importante es cuando quiere ella que hablemos.
Que hablemos...creo que en tan poco tiempo he podido escuchar tantas frases que temo...Ayer era lo de no es por ti es por mi, el autoagobio y hoy eso de "Tenemos que hablar de lo nuestro" Lo nuestro que me pareciera que nunca ha llegado a ser tal.
Lo nuestro...acaso es que han pasado dos años y yo sigo pensado que no ha pasado el tiempo y no me dado cuenta?
Hoy. Justo hoy. Qué ya los nervios me devoran. Hoy quiere que hablemos.He de reconocer que el estar pensando en esta inverosimil historia que no me acabo de enterar de si existe o no en realidad me ha hecho dejar de pensar mucho en lo de esta noche. Sin lo cual tal vez estaría ahora mismo subiéndome por las paredes.

En realidad no sé que es lo que espero que me diga...a día de hoy no sé si hay algo que pueda decirme para hacerme sentir bien. Digamos que por momentos voy perdiendo la ilusión que había adquirido al conocerla...todo por sus dudas, sus miedos, sus movidas. No sé lo que siente, pero si es cierto que está sintiendo algo muy intenso que no para de crecer en su interior al final no sé si seguiré esperando cuando quiera dejarse llevar.

Hoy hablo así, mañana igual soy otra persona. Igual mañana todo es distinto. Yo sigo teniendo una punzada desde que nos despedimos con "Mañana será otro día". Sé que cuando esta noche la vea, me va a dar un vuelco al corazón, no sé que va a decirme, no se de qué quiere que "hablemos". No es verdad que dije que quería matar al amor? Ahora mismo creo que quiero abortar. Abortar antes de que nazca, antes de que sea demasiado tarde...Si es que no lo es ya.

Bueno. Hoy es el gran día. Espero que al menos no me lo estropee.

1 En tu boca:

Lucía Mon Amour dijo...

Vamos a ver, no te conozco ni conozco tu historia, pero por experiencia de estar al otro lado te digo que a veces hay que tener paciencia, a mí lo que me mató es la prisa, me gusta saborear el momento, no correr. La primera vez que fui a visitarla al llevarme de vuelta al aeropuerto me dijo: "quédate a vivir en Madrid", joder, ella era todo lo que siempre soñé, pero me dan miedo las personas que no controlan cuando hablan, joder, no me conocía tanto. Mi agobio no era por no quererla, era por no estar a la altura. Llegué a quererla tanto que incluso prefería que estuviera con otra que no le jodiera tanto la cabeza como yo. Eso es así.